3 Tips para los Gerentes Jovenes

Post escrito en el 2016, originalmente para Punto y Coma.  Link directo al final del post 

Hace un tiempo pasé oficialmente a las filas de los que tienen equipo a su cargo.  Somos conocidos como “Los Minions” y estamos conformados por María, Juan, Danitza y quien les escribe.  Fue una reestructura que nos armó como equipo nuevo.  Lo primero que me pregunté fue cómo iba a lograr que estas 3 personas se sintieran a gusto pero al mismo tiempo trajeran resultados importantes para la compañía.  Parece fácil pero lograr el equilibrio es un súper reto.

A ti, que no llegas a los 30 y tienes un equipo a cargo, te doy mis puntos básicos para empezar y triunfar con tu equipo. 

La base: un buen líder es el que logra que su equipo vea los retos como “logrables” y sean finalmente esos logros los que potencien la confianza del grupo. 

  1. FOMO: “fear of missing out” (en español: miedo a perderse de algo). Desde el 2007 tengo Facebook, últimamente tengo Instagram público. La tecnología me ha llevado a actualizar la formación cada vez que puedo para no perderme de nada.  Lo mismo me pasa en el trabajo.  Me cuesta que alguien me pregunte “¿cómo va esto?” y yo tener que responder que me den un rato para hablar con los chicos. De hecho, veo las caras de mis interlocutores y a ellos también les cuesta escucharme decir eso.  Así que, señores, mi primer consejo es ese: entender y explicar que uno puede aportar y guiar pero, en mi caso, María, Juan y Danitza le agregan tantas cosas buenas a sus funciones, y me lo han demostrado, que debo empoderarlos y dejarlos adueñarse de sus tareas. Así ellos ganan confianza en sí mismos, se ganan el respeto de los equipos y, con eso, crecen. 
  2. Reuniones individuales relajadas. Mensualmente tengo reuniones uno a uno con mi jefe para hablar de cómo avanzamos mientras tomamos café y comemos torta.  En esta conversación relajada, él suele tener salidas e ideas que aportan mejoras y, lo que más me gusta, potencian buenas ideas que ya estamos ejecutando. Busco aprovechar estas oportunidades con mi jefe e incentivar a mi equipo a tenerlas conmigo. Una pausa de una hora para conversar puede dar luces de nuevos caminos que solos, en el estrés del día a día, no hubiéramos visto. 
  3. Sal y aprende fuera de la oficina En mi equipo hay potenciales CEOs y dueñas de tienditas de postres artesanales pero hay una frase que nos une a todos: el mapa no es el camino.

En menos poético: la teoría no te asegura una práctica exitosa. Esto se separa en dos puntos. 

  1. a) Conoce las funciones de tu equipo en la práctica y no en la teoría.  Te vas a sorprender de todo lo que hacen y no notas. 
  2. b) Incentiva el contacto con otros equipos y personas.  Es importante formar puentes que nos muestren perspectivas de personas que se sientan a pocos metros pero hacen algo completamente diferente a lo nuestro. Es importante salir a campo a conocer y conversar con bodegueros y mercaderistas, entender por qué la gente compra lo que compra y qué acciones dan mejor resultado que otras. 

Espero que estos consejos les sean útiles.  Personalmente, me encanta verlos en sus primeras experiencias laborales y pensar que lo que yo logre hacer por/con ellos podría llegar a marcar sus futuros. Quiero verlos cumplir sus metas y poder aplaudir desde donde yo esté, sabiendo que empezamos como un grupo de minions con iniciativa y terminamos enseñándole a nuestros futuros equipos lo que juntos aprendimos en estos años.

http://www.puntoycoma.pe/trending/trending-los-gerentes-jovenes/

Sobreviviendo a una entrevista

Hay miles de tipos de entrevistas. Hay filtros telefónicos, hay entrevistas personales (1 y 1), hay grupos que te entrevistan y hay entrevistas grupales. Suena a trabalenguas pero es superable.

Comparto contigo 3 preguntas básicas, cada una con un tip y una respuesta que alguna vez recibí y me gustó. Luego te cuento las 3 preguntas más raras que he recibido, la explicación de por qué la recibí y el tip de cómo enfrentarla. Finalmente, 3 tips generales para llevar adelante este proceso.

De todas formas, si tienes alguna pregunta que no tienes idea de cómo responder, ¡escríbeme por Instagram! 

Que te sirva mucho!!

PREGUNTA BÁSICA 1: "Cuéntame un poco sobre ti"

La intención del entrevistador es conocerte y entender tu estructura mental. ¡No te enredes ni dejes que los nervios te ganen!

TIP: Prepara tu "elevator pitch" personal. No te explayes mucho pero tampoco seas muy breve. Siempre empieza con tu nombre completo y profesión. De ahí en adelante, cuenta tu experiencia laboral en cada posición. Lo ideal es que digas la empresa, a qué se dedica (en pocas palabras), tu posición, cuáles eran tus responsabilidades y tus principales logros.

LA MEJOR RESPUESTA: La mejor respuesta que he recibido fue de alguien que recién salía de la universidad y tenía de experiencia solo una posición previa de practicante. Empezó presentándose, me contó sobre esta experiencia y, como la conversación quedaba un poco "corta", utilizó a su familia para contarme más. Empezó a contarme cuántos hermanos son, qué aprendió de la "mecánica familiar", de sus hermanos, de sus papás. ¡Me encantó cómo enfrentó la situación! 

PREGUNTA BÁSICA 2: "Dime 3 defectos y 3 virtudes tuyas"

Amigo, amiga, sabemos que viniste ultra preparado/a para responder. Sabemos que vas a decir "soy perfeccionista", porque eso es "bueno a la vez es malo". Sabemos que googleaste durante días. 

TIP: Tienes que ir con preparación previa, eso no lo discuto. Mi tip para este punto es buscar tener 3 defectos y 3 virtudes con las que realmente te identifiques, no que Google te las haya recomendado. 

Cuando digas 3 virtudes, busca ser lo más humilde posible. Acuérdate que conoces al entrevistador hace pocos minutos y no quieres parecer pedante. Cuando digas los 3 defectos, siempre recalca "y estoy haciendo esto para mejorar" o "trabajo de esta forma en enfrentarlo". Con eso, demuestras que eres consciente de tus defectos (y, por default, de tus errores) y trabajas en mejorarlos. ¡Nos encanta trabajar con gente así!

LA MEJOR RESPUESTA: La mejor respuesta que recibí fue de una de las personas con las que más me ha gustado trabajar. Me dijo "Me estreso cuando tengo muchas cosas...pero mi cuaderno me ayuda a ordenarme y sobrepasar ese estrés." Fue sincera: eso realmente era un defecto y yo no sentí que lo sacó de un "manual de entrevistas". Y, cuando ya trabajábamos juntas, me di cuenta de que era verdad. 

PREGUNTA BÁSICA 3: "¿Por qué te elegiríamos a ti y no a cualquiera de los otros candidatos?"

Pregunta con truco porque usualmente no conoces a los otros candidatos. Funciona como pregunta final, la que da tu perfil completo, y ahora te cuento por qué.

TIP: Investiga bien a la empresa. ¿A qué se dedican? ¿Cuáles son sus valores? ¿Cómo se consolidó? ¿Tiene premios o reconocimientos por algo? ¡Busca toda la información que puedas! Investiga bien la posición. ¿Qué área es? ¿Quién es el líder del equipo? ¿Quién está en el equipo? ¡Usa LinkedIn para esto! ¿A qué se dedica el área? ¿Hay alguna empresa parecida que tenga un área que resalte por algo en particular? Importante: ¿cuáles son las áreas paralelas a las que podrías moverte y en las que podrías crecer?

LA MEJOR RESPUESTA: La mejor respuesta que he recibido a esta pregunta fue de un chico que me demostró haber investigado no solo lo básico de la empresa sino algunos datos incluso regionales. Me habló de la operación en México, de la planta en Filipinas y me demostró que él tenía la personalidad como para hacer un "perfect match" con la compañía.

PREGUNTA RARA 1: "¿Te llevas mal con alguien de la compañía?"

Esta fue una pregunta de alguna vez en la que postulé a una posición interna.

¿POR QUÉ LA RECIBÍ?: La persona que me entrevistaba sabía que me llevaba mal con una persona y quería ver cómo reaccionaba ante la pregunta. Luego, en el feedback post entrevista, me dijo que parte de la importancia de este tipo de preguntas es que usualmente, por miedo, uno niega cualquier mala relación. Sin embargo, es totalmente normal encontrar personalidades distintas con las que no encajas, siempre y cuando no exista una relación confrontacional o poco constructiva. 

TIP: Por mucho que quieras negarlo, ante preguntas complicadas, no mientas. Busca la forma elegante de plantear tu respuesta, de explicar, en este caso, que sí tienes una diferencia con alguien pero que eres consciente de la labor que tienes en trabajar esta relación, de los errores que has cometido tú y de la oportunidad que hay en solucionarla. ¡Siempre en positivo, siempre en constructivo!

PREGUNTA RARA 2: "¿Cuánto te demorarías en limpiar todos los carros de Lima?" o "¿Cuánto te demoras en bañar a todos los perros San Bernardo de Perú?" o "¿Cuántas pelotas entran en esta sala?"

La primera fue una pregunta que me hicieron en una headhunter para una posición en el sector construcción.

¿POR QUÉ LA RECIBÍ?: Porque querían entender cuál sería mi ejercicio mental ante una pregunta a la que claramente no sabía qué responder. Es evidente que no tengo idea de cuántos carros hay en Lima. Ojo, esta pregunta la hacen también con ventanas, edificios, casas, bañar perros, etc. y con Lima, Bogotá, Perú, Colombia o Nueva York ¡No trates de buscar todas las estadísticas para llegar preparado! 

TIP: No entres en pánico. Ante esta pregunta y cualquier otra que implique contar con información que evidentemente no vas a tener en la cabeza, empieza a asumir. El truco acá es irle contando a tu entrevistador todos los datos que estás asumiendo...y ¡asumir con números simples! Entonces, empieza diciendo "calculando que en Lima somos aprox 10 millones de personas (no te la juegues diciendo 9.3 ni nada complicado...usar el 10 te facilita usar los porcentajes después), el 30% debe ser mayor de edad y solo el 15% tiene carro, empiezo con asumir 1.5 millones de carros". De ahí en adelante, ve contándole cuánto calculas que te puedes demorar en limpiar un carro. Trata de decir algo como "15 minutos" para que puedas decir "limpio 4 carros cada hora". Y así, vas avanzando hasta soltar un número de horas, días o años. 

PREGUNTA RARA 3: "Cuéntame de alguna vez en la que te hayas equivocado."

Me la han hecho en varias entrevistas. Es parte de las populares "entrevistas por competencias", donde más allá de buscar tu error, quieren saber cómo lo enfrentaste.

¿POR QUÉ LA RECIBÍ?: Porque querían entender si soy capaz de reconocer y asumir mis errores, porque querían ver si les busqué una solución, porque querían identificar qué tipo de solución encontré, a quiénes involucré en el proceso, si escondí mi error hasta que lo solucioné o si le avisé a mi jefe inmediatamente, y un largo etcétera. 

TIP: La sinceridad es valorada pero no peques de inocente. Realmente no queremos saber tu error, queremos saber cómo lo enfrentaste. Entonces, si tienes un error que sabes que enfrentaste mal, ¡cuenta otro! Es importante que en este espacio no te quedes en modo "mute", no pienses durante 5 minutos ni digas "no me acuerdo". El entrevistador va a esperar hasta que respondas y si te demoras va a ser más tensionante para ti. Mi recomendación es pensar durante 10 segundos máximo y empezar a hablar. Cuenta de un error en otra empresa para que se te haga más fácil hablarlo, sin miedo a que reconozcan a las personas. Cuenta el detalle: qué te pidieron, qué hiciste, dónde estuvo el error, cuándo te diste cuenta, qué evaluaste antes de buscar solución, a quién buscaste, cómo lo arreglaste y en qué resultó.

TIPS GENERALES PARA ENTREVISTAS

  1. Llega 10 minutos antes a recepción. No antes, no después. 

Antes de salir, calcula que podrías no tener dónde estacionar, podría haber 4 filtros de seguridad antes de entrar, podría estar lloviendo, etc. Te recomiendo ir en Uber para eliminar el factor de estrés del estacionamiento y la caminada por la calle: solo enfrentarías los elementos de seguridad del edificio.

  1. No entres en pánico

La intención del entrevistador es conocerte y, como sabemos que hay gente buena que hace blogs dándote tips, es posible que opte por una estrategia de ponerte en posición incómoda para ver tu reacción. ¡No caigas! Demuéstrale que cuando las cosas se pongan duras en el trabajo, tú puedes mantener el control emocional y salir triunfante.

  1. Imprime y lleva en un folder o sobre tu CV / Hoja de Vida

Es posible que el entrevistador tenga un CV/Hoja de Vida antiguo. Lleva un documento actualizado. Revisa bien tu redacción y ortografía POR FAVOR. Ten claridad de lo que dice el documento, del significado de las palabras que has usado y de cada una de las descripciones laborales que has puesto. 

Encuentra artículos similares
LeadershipMillenial